Es un tratamiento quirúrgico en el que se implantan dos segmentos semicirculares de espesor variable, en el estroma corneal periférico. Es el tratamiento más seguro y menos traumático para la corrección del queratocono en determinados estadios. Es un tratamiento reversible en caso de no obtener los resultados adecuados.

Están especialmente indicados para la cirugía de queratocono, el astigmatismo irregular y determinadas patologías que inducen la deformación corneal.