La retinopatía diabética es la forma en que la diabetes afecta a los ojos, ya sea tras muchos años de enfermedad controlada o por estar descontrolada. Está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. El daño de estos vasos de la retina puede tener como resultado que estos sufran una fuga de fluido o sangre.