QUE ES LA DEGENERACION MACULAR O DMAE

La degradación de la mácula, que es la zona central de la retina donde fijamos las imagenes.

Normalmente aparece a partir de los 60 años y de ahí su nombre Degeneración macular asociada a la edad, aunque hay casos mas tempranos.

Existen dos tipos:
La DMAE seca. La degeneración seca provoca el adelgazamiento y atrofia de la mácula con pérdida visual variable. Es la más frecuente y se caracteriza por una evolución lenta y progresiva.

La DMAE húmeda. Se caracteriza por el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos de paredes muy delgadas, que acaban sangrando y filtrando esta sangre a la mácula.

FACTORES DE RIESGO

Salvo la edad como principal factor asociado al desarrollo de la enfermedad, podemos decir que no hay un factor de riesgo especifico si no una suma de ellos:

  • Ser mujer,
  • Hipertensión arterial,
  • Hipermetropía
  • Tabaquismo
  • El exceso de sol
  • Dieta rica en grasas

También hay casos de antecedente familiar de la enfermedad ( herencia genética)

Aunque no hay ninguna manera conocida de prevenir la degeneración macular, llevar un estilo de vida saludable puede reducir el riesgo de padecer la enfermedad:

  • No fume
  • Consuma una alimentación saludable rica en frutas y verduras y baja en grasa animal
  • Haga ejercicio de manera regular
  • Mantenga un peso saludable

Visite al oftalmólogo regularmente para realizarse exámenes de dilatación ocular.

SÍNTOMAS

Al principio, es posible que no se presenten síntomas.

SÍNTOMAS DE LA DME SECA

El síntoma más común en la DME seca es la visión borrosa. Con frecuencia, los objetos en la visión central aparecen distorsionados y los colores desvanecidos. Puede tener dificultad ver detalles,

Cuando avanza, una mancha borrosa en el centro de la visión se vuelve gradualmente más grande y más oscura.

SÍNTOMAS DE LA DME HÚMEDA

El síntoma inicial más común de la DME húmeda es que las líneas rectas aparecen torcidas y onduladas.

Puede haber una pequeña mancha oscura en el centro de la visión que se vuelve más grande con el tiempo.

Si usted tiene DME avanzada o seca grave, ningún tratamiento puede restablecer la visión.

TRATAMIENTO

Si tiene DME incipiente y no fuma, una combinación de ciertas vitaminas, antioxidantes y cinc puede evitar el empeoramiento de la enfermedad.
La luteína y la zeaxantina, que son sustancias que se encuentran en los vegetales de hojas verdes, también pueden disminuir el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad.

Ante DME húmeda tenemos el tratamiento con medicamentos antiangiogenicos, que inhibe o reduce la formación de nuevos vasos sanguíneos, podemos recuperar visión y frenar la enfermedad.

Ante la DME seca o atrófica, tenemos menos armas, por eso es importante detectarla en sus inicios ya que a día de hoy no podemos recuperar vision. Y los tratamiento lo que intentan es frenarla, principalmente mediante tratamiento con vitaminas.

Las ayudas para la visión baja (como lentes especiales) y la terapia pueden ayudarle a usar la visión que tiene de manera más efectiva y mejorar su calidad de vida.

El control minucioso con tu oftalmólogo es importante.

  • Para la DME seca, se debe realizar un examen ocular completo una vez al año.
  • Para la DME húmeda, se necesitan consultas de control frecuentes, quizá mensuales.

La detección temprana de cambios en la visión es importante, ya que cuanto antes se realice el tratamiento, mejor será el desenlace clínico. La detección temprana lleva a un tratamiento más oportuno y, con frecuencia, a un mejor desenlace clínico.

La mejor manera de detectar cambios es autoevaluándose en el hogar con una rejilla de Amsler.  Evalúe individualmente cada ojo usando las gafas para leer. Si las líneas lucen onduladas, solicite una cita con el oftalmólogo de inmediato.